Enero 29, 2021

Hablemos de Coaching

Por: Aida García Primera vicepresidenta y directora de Recursos Humanos de FirstBank

Con frecuencia escuchamos a nuestros líderes utilizar indistintamente la conocida frase “yo le estoy dando coaching” a tal o cual empleado. La realidad es que existen diferentes métodos que se utilizan para manejar el desempeño y desarrollo del talento, ya que es un elemento fundamental en el éxito de todo plan estratégico, sobre todo hoy día, ante los retos y complejidad del mundo de los negocios.

Asimismo, se confunde mucho el término coaching con otras disciplinas como es la psicoterapia, la consejería y la mentoría. No obstante, tal vez, la mentoría es la más que utilizamos en el mundo laboral y que genera tal confusión. Pero la realidad es que, sin entrar a un ensayo detallado de coaching versus mentoría, aunque ambos procesos potencian el desarrollo del talento, lo hacen de manera muy diferente.

En la mentoría, el mentor dirige el proceso a base de sus experiencias y puntos de vista. Mientras que en el coaching no se aconseja ni se recomienda, porque es el coachee o cliente quien traza su ruta y encuentra sus propias respuestas para llegar al estado deseado.

La Federación Internacional de Coaching (ICF, por sus siglas en inglés) nos dice que: “el coaching consiste en trabajar junto a los clientes/coachees en un proceso creativo y estimulante que les sirva de inspiración para maximizar su potencial personal y profesional. El coaching se concentra en donde el coachee se encuentre en la actualidad, y en aquello que esté dispuesto a hacer para llegar a donde quiere llegar”.

Por mi parte, añado que el coaching es un horizonte que se abre y da paso a maximizar los talentos, sacando lo mejor de cada individuo para ser un mejor profesional y persona. El coach acompaña al coachee/cliente en el camino hacia su meta con un enfoque basado en potenciar sus fortalezas.

Cabe destacar que la ICF establece 11 competencias que como coach debemos siempre tener presentes, pero considero tres que tienen particular importancia. Estas son:

  • Escuchar activamente- Hay que escuchar hasta lo que no nos está diciendo el coachee.
  • Hacer preguntas poderosas- Es a través de un cuestionamiento sólido que lograremos que el coachee busque en sí mismo lo que quiere lograr.
  • Tener una comunicación activa, directa, honesta y confiable.

Aparte de todas las razones expuestas al inicio de este artículo, en FirstBank contamos con un Programa de Coaching Interno porque también nos da una ventaja competitiva. Está comprobado, por diferentes estudios, que este tipo de programa:

  • Aumenta el compromiso de los empleados al apoyarlos en sus metas.
  • Mejora la efectividad en el manejo de los supervisados y pares.
  • Mejora las relaciones al fortalecer la confianza y comunicación.
  • Propicia cambios en la cultura organizacional, al mejorar los estilos de liderazgo.
  • Aumenta el rendimiento y efectividad de los programas de adiestramiento y desarrollo.
  • Apoya la retención y atracción del mejor talento.

Actualmente, nuestro Programa de Coaching cuenta con 10 coaches certificados y todos son parte del equipo de Desarrollo de Talento del Banco.

De acuerdo a las necesidades de desarrollo que se identifican a nivel gerencial, los coaches establecen una relación formal con el coachee asignado siguiendo todo el procedimiento establecido y bajo el aval del Departamento de Manejo de Talento.

Los 10 coaches internos son líderes de nuestra institución a quienes también les apasiona contribuir al desarrollo de nuestro talento y así lo demuestran en todo momento.

Sé que este es un Programa que continuará evolucionando y en la medida que sea necesario se ampliará para continuar atendiendo las necesidades de desarrollo y solidificando nuestra cultura organizacional.

Exhorto a otros colegas del área de Recursos Humanos o profesionales interesados en la materia, a que consideren establecer un programa de esta naturaleza en sus organizaciones y a adiestrarse para convertirse en coaches y así elevar sus destrezas de liderazgo a otro nivel.

Fuentes consultadas:

Recursos humanos